Su esplendor contribuyó a enriquecer la activa vida social y cultural de principios de siglo.

Hotel Imperial Historia
De manera majestuosa, el Hotel Imperial Reforma se convierte en el sitio favorito de grandes personalidades. Adelantándose a sus servicios al público un club nocturno, hasta entonces inexistentes en otro hotel, convirtiéndose así en pionero en su ramo.

"Cantinflas", Orson Wells y Venustiano Carranza. Que todos ellos, como otras grandes personalidades de la historia, la política y el arte, dejaron su huella y parte de sus ideales impregnados en las mismas paredes… las del Hotel Imperial Reforma.

Fuente inspiradora
En la década de los 30, el prestigiado director de cine Sergei Einsenstein se hospedó aquí, donde encontró el ambiente y la inspiración necesarios para realizar los primeros bocetos de su famosa película “¡Que Viva México!”

Sede oficial de embajada
Más tarde, en 1937, este importante edificio fue sede diplomática, por lo que por primera y única vez en su historia no brindó servicios hoteleros.

Creemos que las cosas materiales caducan con el tiempo,
siendo las buenas experiencias las que perduran y que la única manera de generarlas es mediante las persona, que a través del esfuerzo, compromiso, empatía y profesionalismo tienen como objetivo convertirse por un instante, en parte de esa vivencia.

Por ello Hotel imperial se preocupa y le ofrece los servicios necesarios que harán de tu estancia, de placer o de negocio algo inolvidable.

Paseo de la Reforma 64, Col. Juárez, Delegación Cuauhtémoc 06600 Ciudad de México, D.F.